Una Alianza; era la esperanza del sector turístico para salir de este momento crítico en que la pandemia por el Covid-19 lo mantiene inmerso. Para que realmente fuera un éxito, se necesitaba voluntad política del presidente López Obrador y de SECTUR, sin embargo hicieron oídos sordos; ante el desaire, los empresarios se echaron a andar pero pareciera que el entusiasmo duró poco.

“Se está trabajando bajo el liderazgo del CNET” me aclara Luis Araiza, secretario de Turismo, Economía y Sustentabilidad de Baja California Sur. -Pero pareciera que entraron en un impasse, le comento. “Es que ahora están construyendo las mesas de coordinación en la que participarán los actores del turismo y se están alineando las estrategias de trabajo”. 

La Alianza Nacional Emergente por el Turismo (Anetur) está viva según otros protagonistas del sector con los que coincidí ayer en Los Cabos, me dicen que es la única oportunidad de retomar el rumbo para hacer equipo y sumar, para que con el esfuerzo de cada uno, se obtengan los resultados que necesita en estos momentos la materia turística. “Solo estamos a la espera de lo que nos indique Braulio Arsuaga para saber cuál será la estrategia de trabajo” me dice Luis Araiza.

Otra idea de Baja California Sur para replicar en el país. 

-¿Cómo dar confianza a los ciudadanos de esta entidad y a los visitantes, sobre los protocolos que se están implementando? Fue una de las preguntas recurrentes que se lanzaron durante la conferencia del World Meetings Forum que se celebra por tercera ocasión en Los Cabos.

Del WMF se dijeron varias y todas suman; pero la que se está aplicando en Baja Sur y que explicó el secretario Araiza podría ser replicada en todo el país. De entrada, convocaron al sector turístico a crear un padrón que llamaron “Empresas Solidarias con la Salud” en la página de Coepris, donde todos los negocios formales e informales deben registrarse en www.coronavirus.bcs.gob.mx ellos pueden bajar los protocolos de bio-seguridad y autoevaluarse vía internet. Una vez que las empresas interesadas lo implementen, se dan de alta y quedan registradas. Acto seguido, cualquier cliente puede consultar a las empresas certificadasy saber si el hotel, transportadora o restaurante por mencionar algunos, cubre los protocolos requeridos. Esa transparencia y registro transmite mayor confianza al cliente. Una propuesta para sumar.

 @ElCastorOficial